miércoles, 22 de octubre de 2008

[The Divine Conspiracy] Mecánica de Influencia Social

¡Hey! Si Burning Wheels tiene su Duel of Wits, ¿por qué yo no puedo tener la mía? ¡Jejeje!

El nombre (provisional) de la mecánica es Oratórica.

Bien, pues el concepto es el siguiente: En un juego donde lo importante son las influencias y la autoridad moral de los personajes, debemos tener algunas mecánicas de resolución relacionadas con el poder influenciar a otros. Los jugadores deben poder convertir paganos a su fé, o influenciar a las masas a actuar de cierta manera, o liderear grupos religiosos, o determinar qué es lo adecuado y correcto en una comunidad... Y todo esto mediante la persuación, y no la imposición de sus ideas.

Cuenta con tres fases: Exposición, Enfrentamiento y Efecto.

En la fase de Exposición, la persona dice cuál es la idea de lo que se pretende persuadir a otros. En teoría si un jugador no entra en conflicto (no hay oposición directa a esa idea que pretende influenciar) se considera un éxito automático. No tiene que tirar nada, y recibe la capacidad de narrar qué pasa o qué hacen los demás. Sus palabras son tan inspiradoras que todo mundo está convencido que lo que dice es la verdad pura y divina.

Sin embargo si alguien está en contra de eso (no quiere que pase, o desea que pase algo diferente), entonces entramos a la fase de Enfrentamiento. Este alguien puede ser ya sea otro PJ o PNJ. (Un corolario interesante sería explorar qué pasa si los personajes enfrentados pertenecen al mismo jugador...) Un PNJ solamente tendrá la posibilidad de oponerse si tiene un valor de Resistencia Mental o Espiritual lo suficientemente alto, o si aquello de lo que se le quiere persuadir va completamente en contra de sus creencias y/o naturaleza.

Cada participante (probablemente se limite a dos participantes por enfrentamiento, para evitar demasiadas complicaciones) determina cuál Método Retórico usará en el encuentro: Ethos (apela a la autoridad o reputación del hablante; "así lo dictan las Sagradas Escrituras"), Logos (apela a la razón o la lógica; "por lo tanto, es lo más conveniente o práctico en este caso") o Pathos (apela a los sentimientos de la audiencia; "por tanto cualquiera se sentiría de la misma forma en esa situación"). Cada personaje tiene diferentes valores en cada Método.

Cada jugador deberá determinar un número de Discursos equivalente al valor del Método elegido. Por ejemplo, si elegí Pathos, y tengo un valor de 4, debo determinar 4 razones diferentes por las que los involucrados deben elegir mi argumento, relacionadas con sus sentimientos - odio, pasión, miedo, orgullo, respeto, envidia, lealtad... "Si haces X tus padres estarán decepcionados. Tu insubordinación provocará la Ira de los Dioses. Si haces Y lograrás la admiración y respeto de tus colegas. Encontrarás la paz que tanto tiempo has buscado."

Una vez que cada jugador ha definido sus Discursos comienza el debate. Aquel que haya declarado primero su intención de influenciar a otros (llamémosle jugador A) tiene la iniciativa, y es el primero en exponer sus argumentos. Posteriormente la persona que está en contra de esa intención (jugador B) establecerá sus argumentos propios. (Para los aficionados a las series gringas de Abogados, imaginen que es como el argumento de Apertura en un juicio.)

Cada jugador irá exponiendo alternadamente sus Argumentos en unas cuantas frases. En cada ocasión deberán utilizar al menos uno de los Discursos que han determinado anteriormente, deberá tener coherencia con sus propias Creencias y podrá tomar una de 3 formas diferentes: establecer la importancia y relevancia del Argumento, rebatir y contradecir el Argumento de la otra persona o defender y justificar por qué el propio es mejor (básicamente una extrapolación del paradigma de Potencia/Adaptación/Resistencia, pero adaptado a oratoria; expones, reaccionas o defiendes).

Los jugadores irán alternando argumentos hasta que cada uno haya usado al menos una vez cada uno de sus Discursos. Una vez que esto haya pasado, se procede a la fase de Efecto.

Todos los demás jugadores (incluyendo el DJ) que no hayan participado en el conflicto, y la audiencia (si la hubiera; aquellas personas que están viendo el juego, aunque no tengan personajes propios) deberán votar quién consideran que fue el que mejor expuso sus ideas. Aquel que haya obtenido la mayor puntuación ha ganado.

Sí, no gana el que tenga una mayor puntuación de influencia, ni el que exponga los argumentos más lógicos o importantes. Mucho menos aquel que tenga buena suerte en los dados. No. Gana el que haya agradado más a la audiencia. Esta es una mecánica de resolución totalmente subjetiva y personal. Esto es a propósito. ¿Acaso en la vida real este tipo de debates no se vuelven más un concurso de popularidad que una exposición racional de diferentes ideas y cuestiones?

Puede que olviden qué dijiste, pero jamás olvidarán cómo los hiciste sentir

Aquel que ganó tiene derecho de narrar de qué manera actuarán las personas involucradas. Cabe hacer notar que si tales acciones van totalmente en contra de la naturaleza y/o ideología de los involucrados, el personaje habrá determinado la manera en que actuarán, pero no sus intenciones. Actuarán según lo que se les ha indicado, pues eso es lo que considerarán más correcto, moralmente hablando. Sin embargo, en el fondo estarán actuando en contra de sus deseos o intenciones.

Adicionalmente, si la persona ganó el debate por votación unánime ganará un punto más en el valor del Método Retórico que haya usado, de manera permanente (en el ejemplo anterior, ahora mi valor de Pathos sube de 4 a 5). El ganar no te hará mejor para debatir, pero si te dará más herramientas y flexibilidad; tendrás más armas para rebatir lo que te digan la próxima vez. Y, por supuesto, la gente se lo pensará dos veces antes de enfrentarte en un debate.

El DJ deberá analizar si los personajes han expuesto argumentos totalmente relacionados con sus Principios, y además establecieron la mayoría de sus Argumentos relacionados a su característica dominante (Potencia, Adaptación o Resistencia). Aquel que haya cumplido este criterio (haya ganado el conflicto o no) estaría ganando puntos extra para su valor de Iluminación.


En resumen:

Fase de Exposición
  • Determinación de Intenciones (qué quiero que pase)
  • Exposición del Argumento Base (qué idea es la que mi personaje exterioriza)
Fase de Enfrentamiento
  • Determinación de Discursos (qué ideas usaré en mi debate)
  • Enfrentamiento de Argumentos (cómo expongo esas ideas)
Fase de Efectos
  • Determinación del Ganador (se vota por el más "popular")
  • Recompensas (se determinan los puntos ganados)

4 comentarios:

El dijo...

En castellano castizo se diria ortaria, no oratorica. Creo que suena mejor, al margen de que no se si acaso en su pais sea correcto decir oratorica, pero desde luego en catellano neutro está mal dicho así, ¿y no os suena peor?

Lobo Gris dijo...

Lo sé. No fue error.

No quería dejarlo simplemente como Oratoria, ni como Retórica. Entonces pensé, "¿por qué no mezclar los términos?" Así salió Oratórica. Palabra inventada, pues, pero que hace referencia a los términos relacionados.

Kobun Legion dijo...

Ok, bien construido; pero qué hay de la mecácica del rol tradicional? Esa en la que interpretamos personajes diferentes a nosotros y en donde las reglas existen para basar la realidad en variables cuantitativas?

En este sistema ganará el jugador con la mejor labia y no el personaje.

Lobo Gris dijo...

Bien, pues básicamente este juego es un experimento de diseño al estilo "indie", así que no me interesa demasiado mantenerme en los paradigmas de juego "tradicionales". Para lo que yo busco no me sirve.

En cuanto a lo de la labia... Mmm... Si y no. Definitivamente para aquel que no le guste hablar se le dificultará... Pero no se trata de simplemente hablar en modo "free-form". Habrá una estructura más definida de cómo redactar esos argumentos y demás. Una especie de fórmula de cómo determinarlos. Y limitantes para que no sea tan sencillo salirse de la fórmula. Por tanto no es tanto el que en la vida real sepa hablar mejor, sino el que se logre adaptar mejor al sistema, y le aprenda a sacar provecho (¡justo como en el rol "tradicional"!).

Por supuesto, también afecta el hecho de que yo estudié actuación bajo el método de Stanislavski. (http://en.wikipedia.org/wiki/Stanislavski%27s_system)