viernes, 12 de septiembre de 2008

[Diseño Modular] La Triada de Atributos

Uno de los elementos básicos que uno empieza a considerar al querer diseñar un juego de rol (especialmente si se es principiante y/o se proviene de un transfondo "mainstream") son los atributos que se manejarán en nuestro juego (si es que decidimos que haya algún tipo de atributos).

En mi opinión su importancia es que dan una buena pauta del tipo de mecánicas que se manejarán para el juego. Es decir, si tienes un atributo de "fuerza física", lo natural es que uno piense "entonces mi personaje debe cargar o mover algo". Si tienes un atributo de "presencia", la lógica indica que en algún momento deberás persuadir o intimidar a alguien más.

Un comentario ya clásico entre los que empezamos a estudiar esto de la teoría del diseño de Juegos de Rol. "Si tu juego trata de conflictos existenciales e interacciones sociales, ¿para qué c@#¢∞ incluyes reglas de la diferencia entre usar una escopeta o una espada?" Claro, la inercia suele llevarnos a pensar "pero es que qué pasa si los jugadores quieren usar armas? Si no lo incluyo en las reglas los estoy limitando demasiado..."

Bueno, no entraré demasiado en eso. Ya otras personas lo han estudiado y expresado mucho mejor que yo.

Así, pues, aquí está la descripción de mi propio "sistema básico de atributos en desarrollo". (Nótese que acá uso la definición de sistema en el sentido de "conjunto de elementos relacionados entre si, cuya interacción contribuye a la coherencia y funcionamiento de un proceso", y no en el sentido del principio de lumpley.)

Básicamente es un sistema basado en una de mis filosofías personales preferidas, lo que yo llamo la Triada Existencial. Todo ser (en este caso, todo personaje) tiene tres aspectos fundamentales: Cuerpo, Mente y Espíritu. Toda acción física, ya sea basada en la fuerza bruta, la agilidad, la resistencia, el aspecto, la percepción sensorial, tiene que ver con el Cuerpo. Toda idea, razonamiento, memoria, astucia, conocimiento, sabiduría, tiene que ver con la Mente. Todo sentimiento, motivación, valor, fobia, creencia, confianza, tiene que ver con el Espíritu.

Después de eso tenemos otro nivel. Los aspectos se dividen a su vez en Potencia, Adaptación y Resistencia. La Potencia se refiere a la capacidad de imponerse ante el medio mediante el atributo. Lo que te cambio yo. La Adaptación se refiere a cambiar las mismas condiciones de uno para estar en las mejores condiciones según convenga. Lo que cambio yo ante mi medio. La Resistencia se refiere a no permitir que un factor externo me cambie a mí. Lo que permito que algo o alguien me cambie a mí.

Entonces tenemos un pequeño cuadro similar a este:



¿Cómo funciona esto entonces? Es sencillo. Primero tienes que definir en qué sentido intentarás algo. ¿Quieres usar tu habilidad física? Cuerpo. ¿Fuerza bruta? Potencia. ¿Coordinación? Adaptación. ¿Condición física? Resistencia.

Hasta aquí fácil. Con pura lógica se entiende cómo funcionan los otros también.

Unos cuantos ejemplos para que sea más claro.

"Quiero atacar al orco con mi espada y cortarle la cabeza." Mi intención es dañarlo, provocarle un efecto que lo alterará físicamente, en este caso de manera permanente. Entonces uso mi valor de Cuerpo::Potencia.

"Quiero encontrar la mejor fórmula alquímica para transmutar el plomo en oro." Mi intención es adaptarme y encontrar lo que me interesa entre las diferentes cosas que ya existen. No estoy cambiando mi medio, sino que lo estoy aprovechando a mi favor. Uso Mente::Adaptación.

"Quiero resistir la posesión demoniaca que los Antiguos intentan imponerme." Otra entidad externa pretende cambiarme, y yo debo usar mi fuerza interna y mi voluntad para evitarlo. Uso Espíritu::Resistencia.


Dibujos originales de Fredrik K.T. Andersson


Posteriormente detallaré más detalles de este sistema, pero la base es esta, y hasta donde he podido desarrollarlo me suena bastante completo y adaptable para lo que yo busco encontrar.

4 comentarios:

Nargosiprenk dijo...

No sé si leerás esto o no; pero debo agregar un "atributo" que creo fundamental: "Sentir", o "Sensibilidad".
Con Cuerpo: Percepción.
Con Mente: Consciencia.
Con Espíritu: Empatía.

Y podría incluso agregar una dimensión (lo que vos llamás "aspecto") Social, para hacerlo un 4x4. Asimilado a los 4 elementos, quedaría bastante bonito. Sin embargo, ya es bastante "estadística" sin eso; pero me pareció pertinente comentarlo.

Lobo Gris dijo...

Originalmente, el "sentir" estaba considerado dentro de "adaptarse". No estás cambiando tu entorno, sino que cambias tu percepción de él.

Además, así se mantenía un bonito 3x3. :D

Social está intencionalmente fuera.

Mi punto de vista es que las relaciones sociales ser ven directamente influenciadas por los tres Aspectos. De hecho, se construye a través de la relación entre unos y otros. Necesitas hablar (que implica la mente y el cuerpo), entender a la persona (mente y espíritu), expresar tus sentimientos (cuerpo y espíritu) y todas esas sutiles complejidades que implica la interacción humana...

Nargosiprenk dijo...

Ok.

Agrego, como quien no quiere la cosa:
Para mí el aspecto "espiritual" de la cosa no es más que la armonía entre el aspecto "corporal" y el "mental". Sobre todo pensando en las filosofías orientales que tanto me cuesta comprender: parecen estar de acuerdo conmigo...

Además, lo social podría tranquilamente ser representado por el espíritu (pienso en el JdR del Capitán Alatriste) o bien no estar representado por ningún atributo, o bien ser también dependiente del cuerpo y la mente. Y, en tu caso, también del espíritu.

Pero bueno, en fin. Si así te gusta, ^-^.

Lobo Gris dijo...

Yo acá me estoy llendo un poco más por "Espiritual con relación a la parte Intuitiva y Emocional".

La intención de la Triada es que lo ideal sea un adecuado equilibrio entre los tres Aspectos.