Cuando mi hermano y yo eramos niños, uno de nuestros juguetes favoritos era nuestra (gran) colección de Playmobil. Teníamos cajas y cajas y más cajas. Nos gustaba juntarlos por temas (desde Caballeros Medievales, pasando por figuras del Circo, el Zoológico y hasta figuras del Hospital), agregando más y más juguetes y accesorios, conforme iban sacando nuevos sets e iban reemplazando los descontinuados. Y nos encantaba inventar nuestras historias con ellos.

Una de nuestras colecciones favoritas era la de los Vaqueros. Teníamos varios edificios del Pueblo (el edificio del sheriff, la herrería, el Salón...), un Rancho (con todo y vacas, vaqueros y demás), el Fuerte (soldados de la caballería incluídos) e incluso fuimos juntando una gran villa India.

Uno de nuestros amigos de la colonia también era fan de los Playmobil, así que eventualmente comenzamos a jugar en grande. Lo invitábamos a quedarse a dormir en casa la noche del sábado. Nuestros papás vaciaban la sala y nos ponían una gran alfombra (para poder estar cómodos). Entonces comenzábamos nuestro pequeño "ritual" de juego.

Lo primero era elegir un "equipo" (el Pueblo, los Indios y el Fuerte+Rancho). Después pasábamos las primeras dos o tres horas construyendo una gran maqueta (del tamaño del cuarto entero). Separábamos las zonas de cada equipo por medio de terreno improvisado, con ríos, árboles, formaciones rocosas (principalmente cajas de madera, envases y similares, cubiertos por cobijas de color café) y lo que fuera que se nos antojara en el momento.

Una vez que el escenario estaba listo, comenzabamos a jugar. Pero jugar sólamente con tu propio equipo se volvía aburrido sumamente rápido, así que pronto comenzábamos a interactuar.

Algunos indios rebeldes atacaban el pueblo durante la noche, y la caballería tenía que ir al rescate. El Rancho sufría de algún tipo de catástrofe, y le pedía ayuda a los demás. La hermosa chica India se enamoraba del joven Vaquero (con todo y drama de "amor prohibido" y eso). Y sobre todo comenzábamos a intentar crear algún tipo de sistema económico, vendiendo y comprando bienes unos a otros.

En cierto momento, nos regalaron un set de "gambusinos", con toda su parafernalia. De esas personas que llegaron al Oeste en busca de oro, con todo su equipo para sacarlo de los ríos durante el famoso "Gold Rush". (Siempre colocados junto al río de nuestra maqueta, por supuesto.) Y venían con todo y unos saquitos, supuestamente llenos de oro (de color amarillo ^_^), que generalmente terminábamos usando como "dinero".

Conforme iba avanzando la noche, por lo general terminábamos con algo de "locura dorada", y comenzábamos a competir para ver quién lograba conseguir más oro. Eventualmente, los saquitos de oro eran demasiado pocos para los tres, e invariablemente terminábamos por declarar que cualquier juguete, accesorio y pieza de color amarillo era, de hecho, ¡oro!

Yo solía insistir que jugáramos "en serio", emulando el género "realistamente" y sin tantos anacronismos. Si, claro. Obviamente nunca me hacían caso. T_T Aunque yo invariablemente terminaba por ceder, y también me divertía de lo lindo.

La mayor parte de las veces, las cosas terminaban en desastre (en el mejor de los sentidos ^_^). Pueblos arrasados, alianzas inesperadas (más de una vez los indios se aliaron con los pueblerinos contra los soldados), traiciones, explosiones, Guerra...

Y a estas alturas del partido, normalmente ya eran las 3 o 4 de la madrugada y estábamos rendidos. Así que nos retirábamos a dormir, para despertar ya avanzada la mañana, listos para volver a jugar una vez más.

A veces me pregunto... ¿Y si por esas épocas ya hubiéramos tenido algunas nociones de lo que era el rol? ¿Habríamos solucionado los conflictos usando dados? ¿Habríamos decidido registrar algo en una hoja de papel? ¿Nos habríamos divertido más? ¿O simplemente de forma ligeramente diferente?

(Pequeño dato para los curiosos. Aquellos sets con los que ilustro este texto eran algunos de los muchos de los que éramos los felices poseedores.)

Y ustedes, ¿cómo empezaron realmente a jugar rol?

This entry was posted on martes, 14 de diciembre de 2010 at 13:06 and is filed under , , . You can follow any responses to this entry through the comments feed .

4 comments

http://img441.imageshack.us/img441/3579/dsc07408.jpg yo vivi lo mismo con fisher price: El castillo, El barco pirata, La isla de la muerte y el pueblo de baqueros.

No creo que eso fuera rol, pero rendía de lo lindo.

Saludos y genial post para recordar.

14 de diciembre de 2010, 13:24

A mi me pasó algo parecido durante mi niñez; además de los playmobil -que era mis juguetes preferidos-, tenía un mecano de plástico (que en lugar de turcas y tornillos utilizaba un sistema de remache reusable) con él cual construía vehículos, y un juego de maderas para armar (era un baúl de unos 80cm x 40cm x 40 cm, lleno de maderas de varias formas) con el cual construía las ciudades para los playmobil. Tenía barcos, helicopteros y demás vehículos de playmobil, pero prefería construir mis propios diseños.

Con un amigo de la cuadra, nos juntábamos en su patio a crear ciudades y en ellas llevar a cabo historias, que incluso llegaron a ser recreaciones de tragedias griegas (a él le gustaba esa temática). No era competitivo, sino colaborativo; nos poníamos de acuerdo en desarrollar una historia con la cual los dos fuesemos felices (a veces no se podía y desencadenaba en peleas...)

Un día la familia de mi amigo se fue a vivir a Montevideo (era uruguayos ellos) y se acabo ese tipo de juego para mí. Cosas que pasan, no? :(

14 de diciembre de 2010, 14:00

Excelente post!

Sobre el tema mencionado, si creo que el uso de cierta mecanica (dados o lo que fuere) hubiera servido a los interses de definir la historia en caso de conflicto. Aunque para eso todo el grupo de niños habria de ponerse de acuerdo, y eso suele no ocurrir.
Aun asi como comento otro visitante, en esencia esos juegos narrativos durante la infancia son ante tod colaborativos, con los participantes crando la historia qu mas gusta a todos, aunke siempre va a haber un director de juego...
Seria interesante si un adulto fuera el que planteara las rglas para definir conflictos a los niños, y le diera forma a su juego

3 de enero de 2011, 22:35

Desde luego que haría falta alguien con liderazgo para organizar a los niños, idealmente un adulto (o en dado caso algún adolescente sensato y maduro).

De lo otro, ya he mencionado antes estar en contra de la idea que el Director de Juego como tal sea componente indispensable para poderlo llamar rol. Pero esa es otra discusión diferente del tema aquí plasmado. :P

4 de enero de 2011, 08:49

Publicar un comentario