El Proyecto Prometeo


A raiz de la Guerra Fría, las diferentes naciones comenzaron una carrera armamentista sin precedentes. Desde la carrera espacial hasta el desarrollo de armamento nuclear, pasando por espionaje y todo tipo de actividades preventivas.

Una de las ramificaciones menos publicitadas fue el estudio de las capacidades meta-humanas en individuos aparentemente dotados de poderes psíquicos. Los hallazgos presentados de forma pública fueron escasos y de dudosa validez científica. Sin embargo, la verdad es otra.

En los años 70's el gobierno federal de los Estados Unidos estableció una serie de proyectos de investigación bajo el nombre de Stargate Project. Al principio, los resultados del proyecto fueron ambiguos y poco precisos, pero al investigar las líneas paralelas de investigación de sus aliados y enemigos descubrieron algo sorprendente.

No sólo los demás gobiernos del mundo habían estado investigando acerca del tema. En realidad la evidencia apuntaba a la existencia de una misteriosa agrupación secreta de varios siglos de antiguedad (conocida entre los miembros de diferentes sociedades secretas y los aficionados a las teorías conspiratorias como los Iluminati), que no sólo habían estudiado la existencia de estos seres dotados de habilidades especiales, sino que incluso habían logrado "crear" individuos con estas capacidades a través de un complejo sistema eugenético.

Cuando uno de los miembros de esta institución se acercó a los más altos mandos del gobierno con una propuesta, éstos no dudaron mucho en apoyarlo de la forma más completa y confidencial posible. A cambio de la información recibida, los Estados Unidos debían ayudar a fundar una Agencia Internacional secreta, en alianza con otras naciones varias y bajo el compromiso de mantener las capacidades de los meta-humanos lejos del conocimiento público.

Fue así como se fundó el Proyecto Prometeo.

Lo Preternatural


Preternatural - Del latin præter. Aquello que se encuentra más allá de lo que entendemos como "natural", aunque posea una explicación racional que aún nos es desconocida.

La mente humana es uno de los mecanismos naturales más precisos, perfectos y complejos que existen. Cualquier cerebro promedio es completamente capaz de realizar de forma automática procesos complicados y extensos, apenas requiriendo la concentración y un esfuerzo voluntario por parte del individuo.

Y lo maravilloso de esos procesos se aprecia de mejor forma al observar el funcionamiento de una mente prodigiosa, por encima del promedio. Locos, genios, autistas, fenómenos... Individuos cuya mente funciona de forma completamente eficiente y natural en relación a algunas de sus funciones en particular. Y no es que la máquina funcione "diferente" que la de un individuo común; simplemente es que sus engranes encajan más precisamente y están mejor lubricados.

Hace unos 500 años, un grupo de Ilustrados comenzó a interesarse por observar y analizar el funcionamiento de la máquina humana. Algunos se enfocaron en la anatomía, otros en la belleza, algunos más en la filosofía... Pero unos cuantos vieron el potencial escondido en ciertos individuos singulares, cuya capacidad para controlar voluntariamente una serie de procesos particulares resultaba sorprendente. Y en donde las supersticiones y la ignorancia veían "magia", estos iluminados distinguían ciencia.

Por supuesto, el nivel del conocimiento existente en esa época era totalmente insuficiente para entender completamente las causas y consecuencias de todo esto. Pero eso no los disuadió de analizar y experimentar, y de esta forma fueron descubriendo poco a poco algunos de los principios y características detrás de todo esto.

En realidad la base de todo era sorprendentemente sencilla. El cuerpo humano (como el de casi todos los organismos vivos en este planeta) poseé la capacidad de convertir la materia en energía, a través de complejos procesos bio-químicos y metabólicos. La cuestión es que aquellos asombrosos sujetos de estudio poseían la habilidad de controlar ese proceso a voluntad. Y, de hecho, al enfocar una buena parte de su concentración en esos mecanismos, eran capaces de producir una reacción en cadena que incrementaba dicha energía de forma exponencial.

Algunos de estos seres (los más "débiles") no podían contener esa impresionante cantidad de energía, y eran consumidos por ella. Otros, mucho más fuertes, eran capaces de canalizar ese incremento y producir efectos que, a simple vista, parecían contradecir el (incipiente) conocimiento de lo que posteriormente sería conocido como las Leyes de la Física.

Tiempo. Espacio. Materia. Energía.