lunes, 20 de diciembre de 2010

[Alebrijez] Un secreto no muy bien guardado

Alebrijez es un juego del género del Realismo Mágico, donde la frontera entre la metáfora y la literalidad se emborrona. Donde la magia existe y es cosa de todos los días, pero nadie considera que esté sucediendo algo fuera de lo común.

Y fácilmente lo podríamos dejar ahí. Aunque si queremos reflexionar sobre el tema a mayor profundidad...

Hay por lo menos tres posibles interpretaciones de los diferentes hechos a los que se enfrentarán los personajes.
  1. Todo lo que sucede es real. Son chamanes que han descubierto un mundo mágico oculto y misterioso, y que han ganado poderes, habilidades y relaciones interpersonales que nunca pensaron llegar a tener.
  2. De hecho, los personajes sí están locos de atar. Todo lo que ven son alucinaciones compartidas, delirios y falsas ilusiones que ellos mismos se han creado. Nada de lo que ven existe, aunque no lo quieran entender.
  3. En realidad toda la historia es una gran metáfora del proceso de maduración y crecimiento que cada personaje está emprendiendo. Todo eso de los alebrijez, chamanes, espíritus y demás es una bonita fantasía que se han inventado para suavizar el doloroso esfuerzo de enfrentar sus propios conflictos existenciales.



¡Pssst! ¿Te digo un secreto?

A nivel mecánico, el juego funciona perfectamente con cualquiera de las tres interpretaciones. Y, de hecho, lo ideal es que cada jugador particular (incluyendo el Guía del Más Allá) elija la que prefiera y lo haga sentir más cómodo. Porque, en realidad, ni siquiera es necesario utilizar la misma interpretación a lo largo de toda la historia.

3 comentarios:

cuarzoliquido dijo...

Suena bien, es un juego a la vez microscopico y grande, cuanticamente inmenso, infinitamente pequeño, felicitaciones.

Lobo Gris dijo...

Esa es la idea. Atacando los temas pequeños y personales, estamos enfrentando las cosas universales y del género humano.

dormin dijo...

Me recuerda al Laberinto del Fauno, El Rey Pescador o incluso al Corazón del Guerrero... películas donde la línea entre realidad y fantasía se difumina.:)