¡¡¡ATENCIÓN!!! La siguiente entrada de mi blog contiene una importante cantidad de Spoilers con respecto a la trama principal de la historia de Gold 13. En caso de que algún día te interese experimentarla de la manera en que decida presentarla (aún no sé si desarrolle la historia como videojuego, comic o ambas cosas), es mejor que no leas lo siguiente. Luego no digas que no te lo advertí...

Las veces anteriores expliqué la manera en que fue surgiendo el diseño de mis personajes, y la trama básica de la historia. Y de pasada fui mencionando una que otra cosa de los Mechas. Pero siendo algo tan fundamental en este proyecto se merecían su tema completo.

Empecemos por mis influencias. Desde el principio los Mechas me han gustado bastante. Animes como Mazinger Z, Voltron y Robotech marcaron mi niñez y me dejaron con el gusto por los grandes robots tripulados. (Uno de mis juegos preferidos cuando pequeño, era inventar y construir mis propios mechas usando mis legos.) Y de alguna manera el nombre de Gold 13 me hizo pensar en mechas automáticamente. Vamos, no es difícil ver la asociación, ¿o si?

Por supuesto, en su concepción original los mechas no eran más que vehículos con forma de estilizados robots, cuya única característica especial era el uso de metales (o más bien colores) específicos. La mayor "innovación" que incluí fue aquella surgida como influencia del anime de Magic Knight Rayearth, en la cuál el tripulante se encuentra en una esfera en el estómago/pecho del robot, y lo que el piloto hace es literalmente reflejado en lo que hace el robot.

Pero entonces pensé que no necesariamente el piloto tenía que estar dentro del robot. Podía estar a muchos kilómetros de distancia, dentro de una cámara de "realidad virtual". Como un videojuego de RV, sólo que en lugar de ser un juego era una manera de controlar remotamente al mecha.

Después de eso no hubo mucho desarrollo hasta que retomara el proyecto. Y para cuando lo hice, ya había recibido nuevas e importantes influencias. Neon Genesis Evangelion, Escaflowne, Gundam...

Además de la temática e importancia que se da a los pilotos, así como el peso de los mismos mechas como personajes, de cada serie fui tomando varios elementos importantes (e interesantes para mí).

De Evangelion tomé uno de los puntos más interesantes e impactantes de los mechas. Las "armaduras" que portan son más para controlar y restringir al "robot" que para protegerlo del exterior. Si, no son simples vehículos con forma humanoide sin mente ni voluntad. Son entidades autónomas y racionales. Así en cierto momento de la historia los mechas "despertarán" y no podrán ser dominados, sino que los pilotos deberán llegar a alianzas con su mecha para poder "controlarlos" (o serán sometidos en el proceso).

De Escaflowne tomé el aspecto de los mechas, que tienen una apariencia más similar a grandes guerreros cubiertos de armaduras que a robots gigantes. Además el concepto de que la forma de controlarlos es mediante pequeños sacrificios, y más por medio de los sentimientos y la fuerza espiritual que por la inteligencia y la fuerza.

Y de Gundam tomé el concepto de que los diferentes mechas no sólo son diferentes en cuanto a apariencia, sino también en funciones y capacidades. Así uno es especialista en el uso de armas de distancia, otro es muy bueno para el combate cuerpo a cuerpo, otro es el más maniobrable y rápido, otro el más resistente, y así. En términos generales su poder es equivalente, pero sus especialidades muy diversas.

En cuanto a la historia, básicamente los mechas no fueron inventados por los científicos que se adjudicaron su creación, sino que fueron encontrados en antiguas ruinas arqueológicas, reparados y reactivados mediante la utilización de tecnología moderna.

Hay 8 mechas (llamados Battle Suits en la serie) funcionales, y 5 "modelos de producción" (mechas que han sido prácticamente reconstruidos, debido a su estado de daño y la necesidad de inventarles un sistema de control diferente que el integrado a los otros). Platinum 1, Crystal 2, Orichalcum 3, Steel 4-8 (modelos de producción), Jade 9, Mercury 10, Bronze 11, Silver 12 y Gold 13.

Cada mecha de los "modelos originales" tiene integrada una avanzada Inteligencia Artificial en su Unidad de Procesamiento Autónomo (técnicamente el cerebro del robot), y aunque han sido desactivadas (para que sólamente se utilice el sistema operativo, y los robots puedan ser controlados), eventualmente despertarán sus ánimas. Esto es, la verdadera personalildad autónoma del robot.

Algo muy importante de la interacción piloto/mecha es la sincronización. Esto es, el nivel de control y la rapidez de reacción entre que el piloto dé un comando y el robot realice la acción. Para empezar se necesita que el piloto tenga unos determinados patrones mentales, pues de lo contrario la sincronización es muy defectuosa (así no cualquiera puede pilotear cualquier mecha).

Conforme el piloto se acostumbra a la forma de control del robot, la sincronización aumenta, pero hasta cierto límite. Precisamente el hecho de controlarlo a distancia mediante la cámara de RV provoca que ese límite de sincronización sea relativamente bajo (hasta un 80% de las capacidades reales del piloto). Durante el desarrollo de la historia se decidirá que los pilotos controlen "manualmente" a los mechas (es decir, desde la cámara interna dentro del robot, como se había ideado originalmente). Así además de que está en peligro de daño real y directo, la sincronización es más precisa. Estando dentro del robot, el límite de la sincronización alcanza el 100% de las capacidades del piloto. Efectivamente el Battle Suit se vuelve una extensión del mismo cuerpo del piloto.

Sin embargo, al alcanzar la sincronización "perfecta", los inhibidores de las ánimas pierden su efecto, y el ánima "despierta". Ahora no sólo el piloto controla el robot, sino que éste puede pensar y actuar por su cuenta. Si la voluntad del piloto no es suficientemente fuerte, pierte el control por completo (entrando en los famosos estados "berserker").

Cuando el ánima y el piloto logren llegar a una alianza (y posiblemente un lazo mental/emocional bastante similar a una buena amistad), los enfrentamientos por el control terminan, y sus esfuerzos se suman. Así la sincronización aumenta a niveles impresionantes (alcanzando niveles del 200%, esto es mucho mayor capacidad que lo que normalmente puede lograr el piloto de manera natural).

Ahora un poco de historia (y cómo logré relacionar la leyenda de la Atlántida con la historia de manera coherente e interesante).

Hace unos 10,000 años había varias civilizaciones muy avanzadas sobre la tierra. Lemuria, Hiperboria, Atlántis... Por diferentes motivos acaban en estado de guerra. Ya en los últimos tiempos de la guerra, Atlantis diseña un arma extremadamente efectiva. Unos enormes robots con avanzadas inteligencias artificiales, pero que necesitan ser tripulados desde dentro por atlantes.

Gracias a esos mechas, la balanza se empieza a inclinar hacia Atlantis. Por eso como último recurso los Lemurianos usan un arma especial super avanzada. Sin embargo el problema de esa arma es que como efecto secundario causa un desequilibrio ecológico a nivel mundial. Efectivamente causa un terrible calentamiento global, que se derritan los polos, el clima se vuelva loco y haya una gran inundación. (Básicamente el origen de las leyendas del diluvio universal.)

Debido a eso, las civilizaciones deciden evacuar el planeta en sus naves, esparciéndose por el espacio. Sólo unos cuantos se quedan en el planeta, salvándose del diluvio en barcos especiales (de ahí surgieron las leyendas de Noe y similares). Los resagados además ayudan a algunas tribus primitivas a sobrevivir (quienes acabarían evolucionando en las grandes civilizaciones antiguas).

Durante el súbito éxodo de los Atlantes, 13 de sus mechas son abandonados en el planeta (cerca de lo que posteriormente sería Gracia). Cuando los primitivos los encuentran, los empiezan a adorar como Dioses. Y los mechas (siendo entidades inteligentes por si mismas) entienden que su mejor posibilidad de superviviencia es propiciar esas creencias. Esos 13 mechas llegan a ser conocidos como los Dioses Olímpicos (y son el origen de la mitología griega): Zeus, Hades, Poseidón, Hefestos, Ares, Afrodita, Atena, Artemisa, Hera, Hestia, Demeter, Hermes y Apolo.



El tiempo pasa, los mechas quedan olvidados y sus historias se vuelven mitos y leyendas. Y los robots quedan literalmente sepultados por el paso del tiempo...

Miles de años después, en la época "actual", son descubiertos en unas ruinas arqueológicas hundidas en el mar Mediterráneo. Un grupo de científicos a cargo de investigarlos, descubre que alguna vez fueron usados como armas de guerra, y decide intentar aprovechar la teconología.

Así es como el proyecto Génesis es iniciado. Los mechas son restaurados, reconstruidos y controlados, y se comienza a estudiar su uso en diferentes situaciones.

Y entonces, durante aquel trágico incidente ya mencionado, Hades es reactivado (con una adolescente Connie como piloto). El mecha sufrió daños internos no previstos, y el ánima está corrupta, por lo que el robot enloquece, fácilmente abruma la tímida personalidad de la chica y pierden el control por completo. Varios de los científicos relacionados con el proyecto (entre ellos el padre de Tanya) mueren en el caos y destrucción subsecuentes. Únicamente la rápida reacción de Dorian evita una catástrofe aún mayor. Sin pensar en las consecuencias, aborda el primer robot que descubrieron y el otro que ha sido reparado por completo ya. Lo activa y logra controlarlo, a pesar de los problemas de enfrentarse a un Zeus confundido, molesto y comunicándose con el piloto en Griego antiguo. Finalmente logra someter a Hades, y ambos robots son desactivados. Pero el daño ya está hecho.

Al pasar de los años, el resto de los robots son restaurados y el conocimiento que tienen de ellos es mucho mayor. Han logrado inhibir a las ánimas, con lo que las inteligencias han sido presuntamente suprimidas y controladas, pero siguen aprovechando el avanzado sistema operativo de los robots.

Una nueva generación de la tripulación es reclutada, con el propósito adicional de emplearlos como pilotos cuando sea necesario volver a utilizar los mechas. Y poco después es cuando empieza la historia.

This entry was posted on viernes, 19 de septiembre de 2008 at 09:38 and is filed under , , , . You can follow any responses to this entry through the comments feed .

0 comments

Publicar un comentario